Skip to main content

en Inglés

Pregunte al Experto

Seminaros Web

Resumen de Investigaciones sobre el EDAF

Pregunte al Experto

Encuesta revela constante preocupación con el consumo de alcohol durante el embarazo – Enero 2014

Los hallazgos indican que muchas mujeres todavía necesitan recibir el mensaje acerca del consumo de alcohol

Una reciente encuesta realizada por la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA por su sigla en inglés) encontró constante preocupación sobre el número de mujeres que beben alcohol durante el embarazo. Según la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y la Salud de SAMHSA (NSDUH por su sigla en inglés) para el 2011-12, el 18 por ciento de las mujeres embarazadas de 15 años a 44 años reportaron algún tipo de consumo de alcohol durante el primer trimestre, un momento en que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas. Además, casi el 7 por ciento informó acerca de un episodio de consumo excesivo de alcohol (cinco o más bebidas en un par de horas) durante el primer trimestre, lo que puede ser especialmente perjudicial para el feto en desarrollo.

Sin embargo, la encuesta también encontró que el consumo de alcohol se redujo a alrededor del 4 por ciento entre las mujeres en su segundo y tercer trimestre. Este resultado sugiere que muchas mujeres están prestando atención al mensaje de que deben evitar el alcohol una vez que saben que están embarazadas.

Beber en cualquier momento durante el embarazo es problemático. La exposición al alcohol coloca al feto en desarrollo en situación de riesgo para la amplia gama de problemas físicos, intelectuales, de desarrollo o de comportamiento conocidos como el Espectro de los Desórdenes Relacionados con el Alcoholismo Fetal (EDAF). Los resultados de la encuesta indican que casi una de cada cinco mujeres embarazadas bebe alcohol al principio de su embarazo y algunas continúan bebiendo durante todo el embarazo, por lo que queda mucho trabajo por hacer para reducir el riesgo del EDAF.

Las Dras. Margaret Mattson y Rachel Lipari son investigadoras del Centro para Estadísticas de Salud Mental y Calidad de SAMHSA. Les hemos pedido que nos den un poco más de su punto de vista acerca de los resultados de la encuesta.

Preguntas

P: ¿Qué otra información nos dice la NSDUH sobre las mujeres y el uso de alcohol durante el embarazo? De acuerdo con los resultados de la encuesta, ¿qué rango de edad de las mujeres que están embarazadas utiliza la tasa más alta de alcohol?

En general, aproximadamente el 8.5 por ciento de las mujeres embarazadas reportaron tener un trago de alcohol en los últimos 30 días, y el 2.7 por ciento informó de consumo excesivo de alcohol.

Por raza y el origen étnico, las blancas y las negras no hispanas son similares con 10.9 por ciento el consumo de cualquier cantidad y el consumo excesivo de alcohol o menos 3 por ciento. Tasas de consumo de alcohol de las hispanas son aproximadamente la mitad que el de no-hispana, con 5.5 por ciento de las mujeres hispanas embarazadas que beben alcohol y 1.5 por ciento las de alcohol excesivo.

Jóvenes embarazadas se encontraban en mayor riesgo de un embarazo afectado por el alcohol, con un 13 por ciento de las jóvenes embarazadas entre 15 y 17 años de edad reportaron que bebieron en los últimos 30 días. Entre las mujeres embarazadas de 18-25 y 26-44 grupos de edad, entre el 7-9 por ciento informó de un algún uso de alcohol, con informes de 2-3 por ciento de consumo excesivo.

P: ¿Qué muestra la NSDUH acerca de las mujeres en edad fértil y el consumo de alcohol?

De las mujeres entre 18 y 44 años de edad, la tasa de consumo de alcohol entre las mujeres no embarazadas es mucho mayor que entre las mujeres embarazadas, lo que demuestra que muchas mujeres han recibido el mensaje de dejar de beber durante el embarazo. Entre las mujeres embarazadas de 15 años a 44 años, un promedio anual de 8.5 por ciento informó de consumo de bebidas alcohólicas, el 2.7 por ciento informó de consumo excesivo de alcohol, y el 0.3 por ciento reportó beber en exceso. Estas tasas fueron más bajas que las tazas para las mujeres no embarazadas en el mismo grupo de edad (55.5, 24.7 y 5.2 por ciento, respectivamente). Por alentadora que esta diferencia es, el 18 por ciento de las mujeres que consumen alcohol durante ese importante primer trimestre son una preocupación. Como el EDAF es 100 por ciento prevenible en la ausencia de la exposición al alcohol, todavía tenemos que seguir convenciendo las mujeres en este grupo de edad.

P: ¿Cuál es la importancia del consumo de alcohol durante el embarazo para la salud pública?

El mensaje de salud pública establecido es que las mujeres embarazadas no deben tomar nada de alcohol durante el embarazo, y que las mujeres en edad fértil beben deben tomar medidas eficaces para evitar el embarazo. Debido a que la cantidad exacta y el momento del efecto nocivo del alcohol sobre el feto aún no se entienden, la abstinencia durante el embarazo es, todavía, el camino más seguro.

P: ¿Cómo podemos llegar a más mujeres en edad fértil para disminuir aún más el consumo de alcohol durante el embarazo?

El Centro para la Excelencia sobre el EDAF de SAMHSA es un modelo para un enfoque de dos etapas para llegar a las mujeres. El primer paso es la identificación de las intervenciones de prevención basadas en la evidencia que se han demostrado eficaces en estudios rigurosamente controlados. Estas herramientas incluyen la educación y la intervención breve por los proveedores médicos y por los para-profesionales entrenados en una variedad de ambientes, tales como consultorios médicos, clínicas, programas de visitas domiciliarias, etc. Muchos de estos programas están especialmente dirigidos a las mujeres de alto riesgo, es decir, los consumidores de drogas.

La segunda etapa del programa consiste en multiplicar la eficacia de estas herramientas mediante la difusión de ellas y ofrecer asistencia técnica para que puedan ser incorporadas en los sistemas estatales de atención de todo el país. Para obtener más información sobre las intervenciones y difusión vaya a: http://fasdcenter.samhsa.gov/assessmentprevention/fasdprevention.aspx

P: ¿Cuál crees que es el impacto de los resultados de la encuesta? ¿Cuáles son algunos de los puntos fuertes y débiles de esta encuesta?

La NSDUH anual ofrece información sin precedentes sobre el uso de sustancias y la salud mental en las personas mayores de 12 años en los hogares en los Estados Unidos. Esta encuesta entrevista a más de 67,000 personas cada año y utiliza balanzas basadas en la población para proporcionar estimaciones de prevalencia que represente los Estados Unidos en su totalidad, así como en el ámbito estatal. Los datos de la encuesta se utilizan ampliamente para establecer puntos de referencia para la prevalencia de los trastornos mentales, así como los trastornos de uso de sustancias y el uso de sustancias, incluyendo el uso de drogas ilícitas, el alcohol y los medicamentos recetados.

La NSDUH no está diseñada para recoger información sobre algunas poblaciones, como las personas sin hogar, y aquellos en los hospitales de larga estancia, cárceles u otras instituciones, o de los militares.

Asimismo, la NSDUH define el consumo excesivo, tanto para hombres y mujeres, como consumir cinco o más bebidas en aproximadamente un período de dos horas. Sin embargo, el alcohol afecta a las mujeres de manera diferente que los hombres. Para las mujeres, el consumo excesivo generalmente significa cuatro bebidas dentro de dos horas.



La Administración del Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA) es la agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. que dirige los esfuerzos de salud pública para promover la salud mental de la nación. La misión de SAMHSA es reducir el impacto del abuso de sustancias y enfermedad mental en las comunidades de Estados Unidos.

Acerca de los Expertos

Margaret E. Mattson, Ph.D., es una científica de investigación en el Centro de Estadística y Calidad del Comportamiento de SAMHSA. Antes de venir a SAMHSA, trabajó en el desarrollo de programas y la investigación durante varios Institutos en los Institutos Nacionales de Salud. Recibió su doctorado en Neurobiología y Comportamiento de la Universidad de Cornell. Su principal interés se centra en el desarrollo de intervenciones para abordar los factores de riesgo del comportamiento en la enfermedad crónica. Ha publicado más de 100 artículos y capítulos de libros, y ha impartido clases a nivel internacional sobre los efectos del alcohol durante el embarazo y la primera infancia, con énfasis en Espectro de los Desórdenes Relacionados con el Alcoholismo Fetal (EDAF).

Rachel Lipari, Ph.D., es una sociólogo militar que sirve actualmente como estadística en el Centro de Estadísticas de Salud de la Conducta y Calidad en la SAMHSA. Antes de venir a SAMHSA, ella era la principal supervisando la investigación de género, raza / origen étnico, y de la familia militar para la Oficina del Secretario de Defensa hasta el 2011. Sus intereses de investigación incluyen la salud mental, problemas familiares, abuso de sustancias, la diversidad, y el asalto sexual. Dr. Lipari es una experta en la investigación militar y está aplicando su conocimiento del diseño y análisis de encuesta a la NSDUH.

ACLARACIÓN: Los puntos de vista, opiniones y contenido de esta columna son las de los autores/expertos y no reflejan necesariamente los puntos de vista, opiniones o políticas de SAMHSA o HHS.